Invertir tiempo en nosotros nos hará mejores profesionales

Slået op d. - Sidst ændret d.

Una de las máximas de todo trabajador por cuenta propia es la de “el tiempo es oro”. Así, nos preparamos mentalmente y aprovechamos todo el tiempo disponible en trabajar y hacer dinero. La frase es muy cierta, pero el enfoque errado, ya que nos olvidamos de lo más importante: nosotros mismos. El freelance tiene tendencia a olvidarse de sus propias necesidades y éstas son tan importantes o más que el propio trabajo. ¿Acaso no somos seres valiosos? "Disfrutar de nuestros hobbies y ser felices hará que ofrezcamos la mejor versión de nosotros mismos y que nos diferenciemos del resto de profesionales freelance" time-and-money Es fundamental invertir tiempo en nosotros, con esto me refiero al descanso, los hobbies y nuestras necesidades en general. ¿Por qué? Pues porque la meta en la vida es la felicidad. Es tan importante que si no somos felices, no podemos ofrecer la mejor versión de nosotros mismos y por ende, un producto de calidad al cliente. Ser feliz es un propósito y una actitud que depende únicamente de nosotros. Dedicarnos tiempo es  invertir en nuestro negocio. Todos tenemos la imagen del currante agotado, apático e infeliz, que sufre de estrés y en algunos casos cae en depresión. Es imposible trabajar en ese estado, pero es muy fácil llegar a él. Si hemos escogido esta forma de trabajar también debemos elegir la forma de vivir.

Aprovecha el tiempo libre para descansar de verdad

El tiempo libre lo solemos “aprovechar” aprendiendo a manejar un nuevo programa informático, realizar tutoriales, cursillos, talleres, asistir a ferias especializadas (el que pueda), estar al día de las tendencias en nuestra profesión visitando blogs especializados… Y esto está muy bien pero no deja de ser una extensión de nuestro trabajo y no hay descanso real. Lo que quiero decir es que no hagamos SOLAMENTE estas cosas, sino que incluyamos en nuestro tiempo de ocio aquellas otras actividades, que en cierto modo, cuando las hacemos no podemos evitar sentir que perdemos el tiempo pero que a la vez nos encanta hacer. ¿Sabías que los hobbys, aunque aparentemente no tengan relación con nuestra profesión, también enriquecen lo que producimos? Por ejemplo, un redactor de prensa que le guste la repostería o un ilustrador que disfrute tocando la guitarra. Las personas más interesantes, con más conversación y recursos son justamente las que se han expuesto más veces a diferentes situaciones, han conocido gente fuera de su círculo o han viajado y entrado en contacto con otras culturas, entre otras cosas.Con lo cual, cualquier cosa que hagamos fuera de nuestra profesión se reflejará en lo que ofrezcamos y le añadirá un valor que nos diferenciará del resto. Por si fuera poco, el desconectar del trabajo ayuda a darnos perspectiva y objetividad en lo que estamos haciendo, sobre todo si nos encontramos enfrascados con algo o no nos sentimos inspirados. La peor opción es seguir dándole vueltas al asunto, por eso debemos darnos estas pausas mentales, al menos en algún momento del día. Existen también actividades que no entrarían dentro de la categoría de hobby (para algunos si, obviamente), que al realizarlas sentimos que debemos justificarlas, pero que disfrutamos haciéndolas. Me refiero por ejemplo a hacer sudokus “es que así me entreno mentalmente”, ver la tele “es que este programa me encanta”, tirarte en el sofá y mirar por la ventana “es que hoy he trabajado mucho y necesito relax” etc. El justificar y sentir culpa lo único que logran es que no termines de desconectar, que no disfrutes del sudoku y que tampoco descanses.

La teoría muy bien pero ¿La práctica?

El freelance se caracteriza justamente por falta de estabilidad laboral, de temporadas con mucho trabajo, otras con poco o inexistente y de estar cumpliendo plazos con clientes que lo quieren todo para ayer. Esto te obliga a estar muchas noches sin dormir, entre otras cosas, por entregar un proyecto a tiempo ¿Y me estás aconsejando que haga sudokus? No, lo que te aconsejo es que te obligues a descansar, que a la hora de escoger tus prioridades TÚ seas una de las opciones. Tampoco quiero decir que te conviertas en un irresponsable, que no cumplas los plazos de entrega o que pases del trabajo. Con buena organización se puede hacer todo porque todos tenemos algún momento del día para desconectar de verdad (al menos una hora). Seguiremos siendo amigos del café y de la comida rápida, porque no nos libraremos de currar a contrarreloj, además de no saber cuándo podremos tener vacaciones o si el mes que viene tendré el suficiente volumen de trabajo para cubrir las facturas. Esto ya de por si nos hace vivir en constante stress. Por eso mismo, aprovecha tu tiempo libre a descansar y no a hacer tu jornada laboral todavía más larga. Simplemente, tirándote en el sofá 15 minutos sin sentir culpas ni justificándolo serán suficientes.
[caption id="attachment_19490" align="alignnone" width="400"]Trabajo freelance Autor: Fraser Davidson[/caption]
Sin dejar el trabajo de lado, sino que incluyendo el descanso como otra necesidad básica, tales como el comer y el dormir, seremos personas más productivas, ofreceremos una mayor calidad y sobre todo, seremos personas felices que disfrutarán de su trabajo y de su vida. Tus clientes, seres queridos y por encima de todo, tú mismo, lo agradeceréis. Banner colaboración Diseño  

Abonner nu for at få ugentlige opdateringer

Hold dig opdateret med de bedste artikler på Freelancers Community. Abonner nu for at få det bedste design-, udviklings- og freelancing-indhold hver uge.

Næste artikel

¿Cómo dar a conocer un producto y fidelizar clientes?