Guía rápida para contratar a un redactor freelance

Slået op d. - Sidst ændret d.

Contratar a un redactor freelance puede ser una tarea más complicada de lo que parece, créeme, lo he vivido en mis propias carnes. Empecé confiada. Yo sé de esto, me decía, pero a medida que empezaban a llegar propuestas me asaltaban las dudas ¿Este precio es correcto? ¿Sabrá transmitir lo que necesito? Por que lo fácil es encontrar a alguien que sepa escribir, lo difícil es encontrar a un redactor que entienda al 100% tus necesidades, una persona con iniciativa que proponga ideas creativas, en definitiva: El redactor freelance perfecto. Esta Guía rápida para contratar a un redactor freelance está dedicada a todos aquellos que se han propuesto contratar a un redactor  y no sólo eso, contratar al redactor freelance ideal. Espero que os ayude a contratar más rápido de una forma mucho más eficiente:

1. El Briefing perfecto para contratar a un redactor freelance

El primer paso para contratar a un redactor freelance empieza por preguntarnos a nosotros mismo qué es lo que necesitamos. No todos los redactores son iguales, ni están especializados en las mismas áreas. Si no tienes claro qué tipo de profesional freelance estás buscando el proceso acabará en desastre.

Tipos de redactores según tus necesidades

El periodista: un periodista debe ser por definición un buen redactor, o por lo menos un redactor decente, pero además tiene otras cualidades. Un periodista freelance es ideal para redactar notas y dossieres de prensa (por su conocimiento de los medios) o para crear contenido noticioso de actualidad. El Copy: si lo que buscas es alguien que escriba los textos de tus campañas publicitarias no te basta con que su redacción sea perfecta. Necesitas a alguién que sepa crear textos atractivos y con gancho, tu redactor freelance perfecto es un copywriter. El blogger: lo hemos dicho muchas veces, saber redactar no es igual que saber redactar para la web. Un blogger conoce a la perfección la escritura 3.0, sabe redactar para SEO y crear contenido relevante para un comunidad concreta. El escritor: un escritor no es lo mismo que un redactor, a su dominio del lenguaje hay que añadirle un punto de creatividad, una pizca de arte y un puñado de estilo propio ¿Necesitas un ebook? Éste/a es tu hombre/mujer. El gestor de contenidos: Si quieres despreocuparte de la estrategia de contenido de tu empresa y ponerla en manos de un experto, estás buscando un gestor de contenidos.

Ya sabes lo que quieres, empieza tu Briefing

Ahora que tienes muy claro qué es lo que necesitas puedes ponerte manos a la obra con la contratación de un redactor freelance. Para hacerlo, debes plasmar esas necesidades en un briefing claro que atraiga a los profesionales adecuados. ¿Cómo empezar?  Lo primero es explicar cuáles son los objetivos de trabajo. Es decir, no qué es lo que hará el redactor sino que quieres conseguir con la creación de contenido. Si el profesional tiene claro este punto sabrá qué debe ofrecerte. Algo que nunca debe faltar en un briefing son las responsabilidades del freelance. Es algo que conviene dejar claro desde el principio ¿deberá proponer temas a desarrollar? ¿Tiene que responder a los comentarios en sus post? ¿Debe añadir imágenes? Todas las tareas que vaya a desempeñar deben estar reflejadas en esta decripción ya que pueden afectar de forma significativa al presupuesto final. Obviamente, no pueden faltar las características del contenido que generará el redactor. Explica cuántas palabras tendrá el texto,  si irá firmado por el autor, dónde se publicará, a qué público se dirige... Todo lo que consideres relevante. Por último debes incluir requisitos para los candidatos: contar cierta titulación, dominio de idiomas, portafolio completo o programas informáticos que debe manejar.

Habilidades imprescindibles para cualquier redactor freelance

A pesar de que cada tipo de redactor tiene unas habilidades concretas, existen una serie de características con las que debe contar todo buen redactor. Tú, como contratador, debes saber detectarlas y tener muy en cuenta estos factores a la hora de tomar tu decisión final. Ortografía y gramática impecables. Más claro, agua. Un redactor debe saber escribir con corrección, punto y pelota. A ver, puedes pasar por alto alguna errata (todos somos humanos). En la mayoría de los casos, es sencillo comprobar si ha sido un lapsus puntual o es que el candidato no cumple con este requisitos indispensable. Claridad al presentar las ideas. De nada sirve que un redactor no cometa ni una falta de ortografía si no sabe ordenar sus ideas de forma correcta. No hay nada peor que un texto desestructurado y sin un fin concreto. Capacidad de adaptarse al público objetivo. Es una cualidad imprescindible en un redactor freelance, debe saber adaptar el contenido según el público al que se dirige. Tanto el tono como el nivel de especialización. Si has encontrado a un redactor freelance con estas 3 características no te lo pienses dos veces ¡Contrátalo! Tiene todo lo que hay que tener para triunfar.

Cómo comprobar estas habilidades

De nada sirve que conozcas las habilidades imprescindibles en un redactor si no sabes cómo identificarlas. Para tomar la decisión de contratar a un redactor freelance en concreto debes estar seguro de que cumplirá con tus expectativas. Existen formas muy simples de hacerlo: Pide que te enseñe anteriores trabajos. De esta forma te aseguras de que tenga experiencia como redactor y podrás comprobar que su estilo se adapta a tus necesidades. Podrás cerciorarte de que cumple con las tres características básicas de un buen redactor freelance. Solicita una prueba. Se trata de una práctica muy extendida a la hora de contratar a un redactor freelance. El problema es que a veces se abusa de ella. Sólo debes solicitar una prueba si es estrictamente necesario y nunca pidas un artículo completo. Los profesionales no trabajan gratis, debes valorar su tiempo y esfuerzo. Conversa con él/ella. La mejor forma de saber si alguien se expresa correctamente y tiene las ideas claras es mantener un conversación. Puede ser escrita ya que para eso vas a contratarlo. Intercambia unos cuantos mensajes y pide que te explique cómo abordaría el proyecto, comprobarás su capacidad de redacción y su comprensión de tus necesidades.

¿Qué presupuesto debo manejar cuando contrato a un redactor?

¡Agárrate que vienen curvas! El tema del presupuesto es uno de los más polémicos a la hora de contratar a un redactor freelance. El precio de un post depende de muchos factores desde el país de origen del redactor, hasta la especialización del contenido. Por ese motivo es tan sumamente difícil hacer una tabla de precios sin levantar ampollas. Pero bueno, vamos a intentarlo. contratar a un redactor freelance Se trata de una estimación, por supuesto encontrarás precios más bajos y más altos. Desde Nubelo siempre recomendamos primar la calidad sobre el presupuesto pero la decisión final es toda tuya.

En resumen...

Ten muy claro que tipo de redactor necesitas, define bien cuáles serán las responsabilidades del freelance y el tipo de contenidos que creará, comprueba que los candidatos a tu proyecto cumplen con tus requisitos, establece un presupuesto realista y ¡Voilà! Ahora ya cuentas con toda la información necesaria para contratar a un redactor freelance. No lo pienses más, publica un proyecto en Nubelo y ¡empieza a recibir presupuestos reales!

Abonner nu for at få ugentlige opdateringer

Hold dig opdateret med de bedste artikler på Freelancers Community. Abonner nu for at få det bedste design-, udviklings- og freelancing-indhold hver uge.

Næste artikel

En el día sin carro y moto, el Trabajo 3.0 transforma a Bogotá