¿Cuánto tiempo se necesita para vender en una tienda online?

Slået op d. - Sidst ændret d.

Este es artículo es colaboración de Alberto González, Ingeniero en Telecomunicaciones y co-fundador de la agencia Social 4U Online shopping concept. Estamos en enero, ya han pasado las Navidades y el furor de las personas que necesitaban una tienda online en diciembre para vender "a full" durante la campaña de Navidad. Ahora ya es tarde para empezar y nadie quiere una tienda online, ¿no? Antes de empezar a desarrollar el post una recomendación: si queréis vender bien en la próxima campaña de Navidad poneros ya mismo a crear vuestra tienda online. No hay ninguna fórmula matemática para calcular el tiempo que se necesita desde que se pone en marcha una tienda online hasta que se empieza a vender en ella. Y digo a vender de forma importante, no cuento los pedidos de amigos, conocidos ni tampoco los que puedan llegar por casualidad. Tampoco hay ningún truco milagroso que haga que de la noche a la mañana una tienda pase de no vender nada a tener 100 pedidos al día. Pero vamos a tratar de analizar de forma detallada cuánto tiempo puede pasar desde que pensamos en montar una tienda online hasta que empezamos a tener un buen número de pedidos diarios. En primer lugar hay que tener en cuenta la fase de desarrollo de la tienda. Este proceso se puede alargar más o menos y no siempre es responsabilidad del desarrollador que la tienda esté terminada meses más tarde de lo que decía la planificación. Si todo marcha bien, una tienda online puede estar perfectamente desarrollada y con todas las pruebas realizadas en mes y medio o dos meses (esto es sólo una estimación, dependiendo de la complejidad y características de la tienda puede variar este tiempo). A partir del momento de la puesta en marcha, no vas a vender al día siguiente. Ni tampoco a la semana. Hay que considerar que todo el tráfico que logremos atraer a una tienda online es poco. Una tienda online consolidada puede convertir en ventas entre el 1 y el 2% de todo el tráfico que reciba. Esto es, por cada 100 visitas, una venta. ¿Cómo conseguimos ese tráfico que nos haga generar ventas? Si queremos hacerlo de forma rápida tenemos la opción de invertir en campañas de publicidad. Quizás la forma más conocida y rentable para las tiendas sea invertir en Google Adwords. Conseguiremos tráfico de forma rápida hacia nuestra web, aunque sólo durante el tiempo que lo paguemos. De ahí que sea necesario calcular perfectamente qué cantidad de dinero podemos gastar para conseguir cada venta. Además tendremos que definir muy bien las palabras por las que queremos pagar para que salga nuestro anuncio, algo que aunque parezca fácil a priori no lo es tanto, ya que tener visitas de Adwords de forma rápida no quiere decir que vayamos a cerrar ventas inmediatamente. Y también tenemos que saber que si nosotros podemos hacer esto, el resto de tiendas online también pueden hacerlo. Y las que son más grandes que nosotros es probable que tengan más presupuesto para ello y también que sean más competitivas, algo que debemos considerar para no tirar nuestro dinero. Una forma más lenta es posicionar la página en los buscadores como Google por las palabras clave más interesantes para nuestro negocio (SEO). Esto ya no va a ser inmediato y dependiendo de la complejidad y la competencia del sector en el que nos encontremos vamos a tardar más o menos meses en lograr salir en los primeros puestos de los buscadores y atraer tráfico interesado en comprar nuestros productos. Más formas de generar tráfico pueden ser las redes sociales. Pero al igual que con el SEO  no vamos a ser capaces de llegar a través de redes sociales al público objetivo de nuestro negocio. Tener 600 seguidores en Twitter no implica que vayan a visitar tu tienda. Y mucho menos que vayan a comprar a la primera de cambio. Tendremos que plantearnos una estrategia de social media que haga que con nuestras publicaciones captemos visitas de gente interesada en comprar nuestros productos. Y esto no es fácil. Hay más formas de generar tráfico a una web. Y alguna de ellas puede estar en el medio offline. Dependiendo del sector y las características de cada negocio las acciones para generar tráfico serán diferentes pero, a parte de requerir inversión en la mayoría de los casos, generalmente tampoco van a hacer que empecemos a vender de forma inmediata en nuestra tienda. Toda la estrategia de captación de tráfico hay que combinarla con analizar qué pasa con ese tráfico que está llegando a nuestra web. Sí, tenemos que controlar el número de visitantes a nuestra página, saber qué hacen en la tienda, qué les interesa más, por qué compran o no compran, qué buscan... Múltiples variables que tendremos que analizar para saber mejor dónde enfocar nuestros esfuerzos a la hora de generar tráfico en meses posteriores. Y todo esto no es inmediato como se puede imaginar. Como ya decía antes, conseguir porcentajes de conversión en torno al 1% es algo positivo para una tienda online. Esto implica, de forma teórica, que para cerrar 10 ventas diarias tendremos que tener 1.000 visitas a la web. Y creerme , conseguir 1.000 visitas cada día a una web no es fácil. ¿Cuántas tiendas físicas hay que consigan que entren 1.000 personas diarias a ver sus productos? Pues depende mucho dónde estén ubicadas. Alguna probablemente no consiga estas cifras ni de lejos. Pues con las tiendas online va a pasar un poco igual, depende cómo consigas ubicar tu página en Internet vas a tener más o menos visitas cada día. Y poner una tienda en lo que podríamos considerar el equivalente a La Calle Preciados en Internet generalmente no se consigue en unos meses ni con una inversión pequeña. Si te vale con que tu tienda esté en una calle céntrica de una ciudad más pequeña, pongamos Valladolid, no vas a necesitar tanto tiempo/inversión, pero date prisa si quieres vender las próximas Navidades y pon tu proyecto en marcha ya. Porque los 6-7 meses no te los quita nadie. Y eso trabajando en el proyecto de forma continua. Si te sirve con una tienda a las afueras de una ciudad pequeña puede que en 2 ó 3 meses tengas la web creada y un puñado de visitas (15-20) cada día. Eso sí, tus ventas probablemente no lleguen a 5 a final de mes. Y por último, tener una tienda online en medio del desierto es lo más fácil y por desgracia también es muy habitual. 1 ó 2 visitas diarias (en ocasiones del propietario de la tienda que quiere comprobar que todo funciona correctamente) y que se van al momento de entrar y no vuelven a aparecer por la tienda.

__

¿Quieres ser colaborador del blog de Nubelo? Mándanos un e-mail a prensa@nubelo.com

Næste artikel

'Freaklances', la vida de un freelance animada en la red